Objetivos

1) Impulsa la globalización de la economía

La ICC es una organización empresarial mundial única y global. Es la voz del mundo empresarial en un contexto de globalización en que, dado que las economías nacionales son cada vez más interdependientes, las decisiones gubernamentales tienen repercusiones internacionales más fuertes que en el pasado. De ahí que la ICC reaccione de forma más enérgica en la expresión de sus opiniones, defendiendo la globalización de la economía como fuerza motriz del crecimiento económico, la creación de trabajo y la prosperidad.

2) Promueve el crecimiento y la prosperidad

La ICC apoya los esfuerzos gubernamentales para que la Ronda de Doha sea un éxito, proporcionándole recomendaciones hechas por el empresariado mundial. Es una invitada permanente a las reuniones de los principales grupos empresariales y gubernamentales (G-20, G-8, APEC, WEF, entre otros) y difunde en los diferentes medios de prensa mundiales sus posturas frente al comercio, las inversiones y otros temas empresariales.

3) Difunde y defiende la experiencia empresarial

La ICC difunde la experiencia empresarial en diferentes foros, como en las cumbres de la ONU sobre el desarrollo sustentable, financiamiento para las políticas de desarrollo y la sociedad de la información. Junto con la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), la ICC ayuda a atraer la inversión a algunos de los países más pobres. Para ello, creó un Consejo Consultivo de Inversiones para los países menos desarrollados y también moviliza ayuda empresarial para el desarrollo de África.

Otra instancia es la reunión, que se realiza cada dos años, de la Federación Mundial de Cámaras (WCF), de donde los empresarios abordan los asuntos económicos internacionales más urgentes. Esta reunión es también una oportunidad para las cámaras de comercio de todo el mundo de exponer sus realidades, proyectos y desafíos, además de generar redes de contactos de gran utilidad para su trabajo local.

La ICC también ha asumido un activo rol frente a los gobiernos, defendiendo al empresariado mundial cuando estos toman decisiones que afectan las estrategias corporativas y las condiciones en que las empresas pueden desarrollar sus negocios.

4) Fija reglas y estándares

La ICC,  a través del trabajo realizado por sus diferentes comisiones, crea reglamentos, estándares y guías de conducta que las compañías adoptan voluntariamente y pueden ser incorporadas en sus contratos obligatorios
La utilización del arbitraje internacional ha aumentado con el Reglamento de la Corte Internacional de la ICC. Desde 1999, la Corte ha recibido nuevos casos, más de 500 al año.

Las Reglas y Usos Uniformes relativos a los créditos documentarios (RUU 500, UCP 500) de la ICC son reglas que los bancos aplican para financiar miles de millones de dólares del comercio mundial cada año. Los Incoterms de la ICC son definiciones de cláusulas internacionales comerciales utilizadas cada día en infinidad de contratos.

La ICC facilita la vida de las pequeñas empresas que no pueden permitirse grandes asesorías jurídicas proveyéndoles de contratos modelo y también es pionera en la autorregulación del comercio electrónico.
Los códigos de publicidad y de marketing de la ICC son incorporados con frecuencia en las legislaciones nacionales y en los códigos de autorregulación de las asociaciones profesionales.